Hablar sin criticar

Muchos padres con hijos adolescentes inclusive yo una madre con dos hijos adolescentes reconocemos que esta es una etapa compleja tanto para nuestros hijos/as como para nosotros como padres, ya que ambos perdemos a esos niños/as dulces, accesibles y amorosos que solían ser y empezamos a vivir con unas personitas con un sin número de cambios y transformaciones que pronto se convertirán en adultos.  

La adolescencia es una etapa de la vida de cambios y transformaciones para padres e hijos, es una condición diferente en la que nuestros hijos/as están en la búsqueda de su identidad, abandonan la niñez lo cual genera una perdida emocional y se preparan para convertirse en adultos. Es importante en esta transición reconocer que el adolescente necesita espacio y autonomía para poder desarrollarse en su entorno familiar.

Como padres debemos reconocer que nuestros hijos/as ya no son niños/as, ya que de lo contrario ellos/as no podrán desarrollar su autonomía y mucho menos si los tratamos como pequeñines diciéndoles al pie de la letra lo que deben o no deben hacer, esto inhibe la capacidad de iniciativa e independencia que a veces tanto les solicitamos y que en la vida adulta son tan importantes.

Debemos aceptar que los chicos/as necesitan distanciarse de sus padres y otros familiares para encontrarse, para socializar y sobre todo para crear otros vínculos con sus amigos, es la etapa en la que nuestros hijos/as decidirán por si mismos/as y con mayor conciencia el tipo de personas con las que se vincularan tal vez para toda vida, o ha caso no recuerdan sus amigos/as del colegio.

Es muy valioso reconocer que tanto nuestros hijos/as como nosotros, sentimos mucho miedo que en algunas ocasiones se manifiesta en enojo y críticas mutuas entre ellos y nosotros porque exigimos aceptación de ambas partes y es allí es donde como padres a veces nos aprovechamos de nuestra jerarquía y nos imponemos con nuestros/as hijos/as terminando conversaciones en fuertes discusiones o peleas. Si quieres corregir alguna conducta desaprobada por ti como padre, no lo critiques intenta conversar con él como si fuera un adulto no lo ataques.

Si críticas o juzgas a tus hijos/as constantemente, aunque sea con la única y amorosa intención de enseñarle a ser mejor persona, solo lo alejas de ti. Las críticas generan mucho enojo en los/as adolescentes porque sienten que sus padres los rechazan y por ende que no encajan en su familia. Mantener una actitud de autoridad impositiva o queminportista sólo te alejará de tu hijo y recuerda que él o ella también ha logrado desarrollar un pensamiento crítico y tú eres el blanco de sus críticas, por ende, ya no confía en ti y no te escogerá como alternativa para contarte sus cosas y pero aun para pedirte ayuda si tiene alguna dificultad.

Recomendaciones para hablar con tu hijo adolescente:

1.- Respeta su espacio y sus tiempos, no invadas su privacidad, si haces esto él percibirá que no eres un entrometido/a en su vida y estará más dispuesto/a ha conversar a futuro.

2.- Sé un buen oyente escucha los momentos en el que el/la puntualmente quiere decirte algo, no juzgues solo deja que hable. No interrumpas ni critiques a sus amigos/as o travesuras, aunque no estés de acuerdo.

3.- Aumenta su autonomía confía en su juicio y permítele independencia, al decir esto debes confiar en lo que hiciste con tu hijo/a cuando fue un niño/a, qué sembraste en su niñez es lo que te dará seguridad sobre las decisiones que tomarán tus hijos/as, permítele opinar en decisiones importantes de la familia.

4.- Acepta sus sentimientos siempre y cuando se transmitan con respeto.

5.- Aprende a ser su confidente no cuentes a otros tus secretos y fomenta mutuamente la confidencialidad compártele tus secretos, sean cómplices a no ser que esto genere una carga emocional negativa en sus hijos. Cuéntale de tu día, tus miedos, etc.

6.- Evita gritar, culpar y poner etiquetas a sus acciones esto acabará cualquier conversación significativa que puedan tener.

7.- Opina sin sermonear no minimices lo que te cuenta, ni te enojes ni los reproches.

8.- Aprende a desarrollar más la escucha que el hablar.

9.- Cuando quieras aconsejar no empieces autoritariamente el diálogo.

10.-Mantenga reglas claras a los momentos de comer, el uso del celular, los horarios de llegada a la casa, responsabilidades con los quehaceres, etc. Donde todos los miembros de la familia deberán respetarlas.

11.- Discúlpate cuando te equivoques saber reconocer tus errores como padre o madre y pedir perdón es muy valioso para tu hijo/a

12.- Interésate por sus gustos, sus modas, la música que le gusta escuchar, sus amigos, etc.

El aprendizaje como padres no termina nunca ni cuando se independizan, ni cuando se casa, ni cuando nuestros hijos/as son padres, el ser padres es una responsabilidad de amor por lo tanto debemos aprender a comunicarnos con nuestros/as hijos/as en sus diferentes etapas de la vida.

Por: Dra. Belizabeth Montilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat